Venezuela

Defender a Venezuela es defender a México

Sería ingenuo esperar de las clases y sectores en agonía, por su desplazo del poder gubernamental, una actitud tersa, civilizada y pacífica en periodos de transición o construcción de un nuevo orden institucional a manos de las clases populares, las cuales toman las instituciones públicas del Estado para empezar a transformar su realidad.

La gloriosa Revolución Francesa realizada por la burguesía ascendente y el campesinado tuvo la más férrea oposición, aun cuando estos ya tenían el control gubernamental en el país, las monarquías europeas (Monarquía Habsburgo , el Reino de Prusia , Reino de Nápoles , Reino de Cerdeña , Reino Unido de Gran Bretaña ) viendo amenazado a futuro sus posiciones de privilegio, declaran la guerra a la nueva república, intentando impedir a sangre y lodo la victoria histórica del pueblo francés sobre la vieja clase terrateniente, era pues la Francia revolucionaria un mal ejemplo para toda la burguesía y el campesinado europeo.

Como un símil histórico, la Revolución Rusa de 1917 presenta las mismas luchas de revolución-reacción pero con actores diferentes, es ahora la burguesía consolidada en el poder la que trata de impedir por todos los medios que los obreros tomen las instituciones del Estado para construir su propio futuro, cuando los revolucionario rusos comienzan a destruir las viejas instituciones y forman nuevos espacios de decisión popular, los soviets, la burguesía de los grandes países capitalistas ven como una amenaza y como un mal ejemplo para todos los obreros organizados del mundo, la osadía de estos rusos que marcaron historia. ¿Cómo impedir el contagio revolucionario en el continente europeo?, la respuesta fue fácil: “Aniquilar la revolución rusa”, y con esa encomienda invadieron al país catorce ejércitos de países capitalistas apoyados por tropas apátridas de la vieja monarquía zarista (Estados Unidos de Norteamérica, Inglaterra, Checoslovaquia, Japón, Francia, Polonia, Canadá, Italia, China, Australia, entre otros). El pueblo revolucionario supo defender su patria y su proceso de grandes transformaciones, la Revolución Rusa triunfó.

Todos los grandes procesos de cambio por los que ha transitado el ser humano han tenido respuesta de la reacción, de los conservadores, que aún en su estado de agonía histórica tienen la fuerza interna y el apoyo externo para intentar boicotear o impedir el cambio imparable del desarrollo de la humanidad; en México lo vivimos en las diferentes revoluciones, tuvimos intervenciones militares de potencias extranjeras y perdimos la mitad de nuestro territorio nacional; ya en nuestra última gran revolución, la de 1910, tuvimos el desembarco de tropas estadounidenses en Veracruz y el asesinato del Presidente Madero orquestado desde la Embajada norteamericana.

Cuba tuvo la invasión norteamericana en 1961, en Playa Girón, que buscaba eliminar los cambios revolucionarios que garantizaban tierra a los campesinos y nacionalización de las grandes industrias estadounidenses, lo mismo pasó en Granada, El Salvador, Honduras, Nicaragua y todos los países del continente, de manera directa o indirecta las grandes potencias, especialmente Estados Unidos de Norteamérica, han intervenido para intentar parar los cambios que los pueblos deciden en su política y economía nacional.

Por lo tanto, lo que pasa en Venezuela no es de extrañarnos, es el resultado lógico del miedo de los gobiernos conservadores y las potencias extranjeras para evitar que los cambios revolucionarios que el pueblo venezolano ha emprendido tengan la influencia de traspasar fronteras y ser vistos por los pueblos que luchan, como una opción viable dentro de sus diferentes países, no olvidemos que cuando Estados Unidos quedó cómo única potencia mundial, en nuestro continente, la Revolución Bolivariana encabezado por el Comandante Hugo Chávez fue el único que comenzó a desterrar todas las políticas neoliberales de privatización y saqueos de nuestros países. Indudablemente esa revolución era y es un mal ejemplo, desde la perspectiva de los dominadores, para los pueblos vecinos de nuestro continente.

Tras el triunfo electoral de Chávez, varios países caminaron por el camino de la izquierda limitando y combatiendo las políticas económicas impuestas desde Washington, así fue el caso Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, una década en la que el sur de nuestro continente se vio impregnado de políticas sociales que buscaban erradicar la miseria y construir verdadera independencia, un periodo que tuvo su ocaso por la contraofensiva norteamericana que teniendo el control de los medios de comunicación e instituciones judiciales dentro de esos países logró reestablecer gobiernos afines a sus intereses coloniales.

México, nuestro México que comienza a retomar las riendas de su destino, tiene que tener claridad en esta lucha histórica de revolución y reacción por los que ha transitado la humanidad, con los cambios profundos a los que aspira la Cuarta Transformación necesariamente tendrá la dura oposición de quienes hasta hace unos meses detentaban el poder gubernamental, oposición férrea de quienes verán sus intereses afectados por políticas que buscan el mayor beneficio para el pueblo y el alejamiento de la relación de dominación por parte de nuestro vecino del norte.

Lo que pasa en Venezuela no es, ni debería sernos ajeno, el peligro de la intromisión internacional en asuntos que sólo competen al pueblo venezolano, no sólo es una afrenta al país bolivariano, sino que es un mensaje amenazador a todos aquellos países que luchan por la construcción de una verdadera independencia, es un mensaje amenazador a los pueblos del mundo, a nuestro pueblo mexicano que decidió en las pasadas elecciones tomar las riendas de su propio destino.

Los mexicanos debemos de tenerlo claro, ¡defender a Venezuela es defender a México!

Anuncios

Mientras muchos pasan hambre

Mientras La Iglesia tiene 42.600 bienes valorados en 8.445 millones

Bien sea para tener un censo, para cobrar impuestos o para cambiar su titularidad, el Gobierno se ha empeñado en elaborar un estudio con los bienes que posee la Iglesia. Ese trabajo ya lo tiene hecho el Catastro. Son 42.649 bienes religiosos, con un valor medio de 198.033 euros.

Las familias llevan a sus niños malnutridos a pesar y medir en Lopiding Sub

El Gobierno pretende recuperar los bienes públicos inmatriculados por la Iglesia y para ello se ha comprometido a realizar un censo. Como punto de partida podría echar mano de la estadística que maneja la Dirección General del Catastro.

Según estos datos, a cierre de 2017 los bienes religiosos suman 42.649, con un valor catastral medio de 198.033 euros. El patrimonio religioso, para este Departamento del Ministerio de Hacienda, asciende a 8.445 millones. Hace diez años era de 5.400 millones.

En este mismo periodo, finales del pasado año, había 82.016 bienes deportivos con un valor medio de 383.985 euros y uno total de 31.500 millones, yunos 23 millones de bienes residenciales valorados a 62.296 euros de media. Estos superan los 1,4 billones de patrimonio catastral.

EL GENOCIDIO DE LA I...

La estadística además arroja resultados curiosos si se analiza por comunidades autónomas. Castilla y León es la que más bienes de confesiones religiosas tiene, hasta 8.400, seguida de Galicia, con 7.800. Sin embargo, si se aplicara (hipótesis bastante improbable) un gravamen sobre ellos para recaudar por la propiedad (similar al IBI), las regiones que mayores ganancias obtendrían serían Madrid, Andalucía y Cataluña. El valor catastral total de los bienes religiosos en la capital de España (y ahí se incluyen tanto Iglesias como mezquitas, sinagogas, templos budistas, colegios…) asciende a 1.800 millones de euros. Además, el precio medio también es superior al resto.

Y es que, ante la cercanía del pago del IBI en la mayoría de los ayuntamientos, el debate se calienta alimentado por la intención de algunos  políticos de revisar los privilegios de ciertas instituciones, como los de la Iglesia católica.

El régimen tributario actual por el que se rige la Iglesia está en la Ley del Mecenazgo. Esas normas son las que se aplican a cualquier confesión religiosa o institución, que tengan suscritos convenios de colaboración con el Estado, así como las que se aplican a las fundaciones de España, sean de investigación, cultura, política…

Están exentos de IBI, como también lo están los edificios de la Cruz Roja, o los que siendo propiedad del Estado, CCAA o entidades locales estén afectos a la seguridad ciudadana, servicios educativos y penitenciarios, entre otros.

En el fondo de todo subyace la idea de que esta puesta al día que va a realizar Justicia es el paso previo para empezar a gravar las pertenencias de estas congregaciones.

Algunos ayuntamientos han tomado la iniciativa y no esperarán si quiera a que el censo esté elaborado. Valencia es uno de estos ejemplos. Su concejal de Hacienda, Ramón Vilar, anunció la revisión “uno a uno” de todos los inmuebles vinculados de alguna manera en propiedad a la Iglesia católica para cobrar el IBI.

EL GENOCIDIO DE LA I...

El Mundo pasando hambre

Mientras La Iglesia tiene 42.600 bienes valorados en 8.445 millones

Bien sea para tener un censo, para cobrar impuestos o para cambiar su titularidad, el Gobierno se ha empeñado en elaborar un estudio con los bienes que posee la Iglesia. Ese trabajo ya lo tiene hecho el Catastro. Son 42.649 bienes religiosos, con un valor medio de 198.033 euros.

El Gobierno pretende recuperar los bienes públicos inmatriculados por la Iglesia y para ello se ha comprometido a realizar un censo. Como punto de partida podría echar mano de la estadística que maneja la Dirección General del Catastro.

Según estos datos, a cierre de 2017 los bienes religiosos suman 42.649, con un valor catastral medio de 198.033 euros. El patrimonio religioso, para este Departamento del Ministerio de Hacienda, asciende a 8.445 millones. Hace diez años era de 5.400 millones.

En este mismo periodo, finales del pasado año, había 82.016 bienes deportivos con un valor medio de 383.985 euros y uno total de 31.500 millones, yunos 23 millones de bienes residenciales valorados a 62.296 euros de media. Estos superan los 1,4 billones de patrimonio catastral.

EL GENOCIDIO DE LA I...

La estadística además arroja resultados curiosos si se analiza por comunidades autónomas. Castilla y León es la que más bienes de confesiones religiosas tiene, hasta 8.400, seguida de Galicia, con 7.800. Sin embargo, si se aplicara (hipótesis bastante improbable) un gravamen sobre ellos para recaudar por la propiedad (similar al IBI), las regiones que mayores ganancias obtendrían serían Madrid, Andalucía y Cataluña. El valor catastral total de los bienes religiosos en la capital de España (y ahí se incluyen tanto Iglesias como mezquitas, sinagogas, templos budistas, colegios…) asciende a 1.800 millones de euros. Además, el precio medio también es superior al resto.

Y es que, ante la cercanía del pago del IBI en la mayoría de los ayuntamientos, el debate se calienta alimentado por la intención de algunos  políticos de revisar los privilegios de ciertas instituciones, como los de la Iglesia católica.

El régimen tributario actual por el que se rige la Iglesia está en la Ley del Mecenazgo. Esas normas son las que se aplican a cualquier confesión religiosa o institución, que tengan suscritos convenios de colaboración con el Estado, así como las que se aplican a las fundaciones de España, sean de investigación, cultura, política…

Están exentos de IBI, como también lo están los edificios de la Cruz Roja, o los que siendo propiedad del Estado, CCAA o entidades locales estén afectos a la seguridad ciudadana, servicios educativos y penitenciarios, entre otros.

En el fondo de todo subyace la idea de que esta puesta al día que va a realizar Justicia es el paso previo para empezar a gravar las pertenencias de estas congregaciones.

Algunos ayuntamientos han tomado la iniciativa y no esperarán si quiera a que el censo esté elaborado. Valencia es uno de estos ejemplos. Su concejal de Hacienda, Ramón Vilar, anunció la revisión “uno a uno” de todos los inmuebles vinculados de alguna manera en propiedad a la Iglesia católica para cobrar el IBI.

EL GENOCIDIO DE LA I...

Primera entrada del blog

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace “Editar” para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada. Si lo prefieres, puedes utilizar esta entrada para contar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él. Si necesitas ayuda, contacta con los simpáticos miembros de los foros de ayuda.